Configure contraseñas seguras que otras personas no puedan identificar o adivinar fácilmente.

No utilice fechas de nacimiento, sus nombres o apellidos, nombres de familiares, año o fecha actual, el mismo nombre de su usuario, números de documento de identificación, el nombre de su empresa, nombre de ciudad o país, entre otros.

Debe incluir números, una combinación de letras mayúsculas y minúsculas, además incluya caracteres especiales.

Recomendado que tenga una longitud de 8 caracteres o más, no debe tener espacios en blanco, no utilice patrones de teclas, ni letras seguidas como “abcde” o secuencias de números como 123456.

No comunique ni comparta su contraseña con nadie y no la deje anotada en un lugar o archivo para recordarla ya que otra persona podría verla.

Configure una contraseña que pueda recordar.

No utilice una única contraseña, utilice contraseñas diferentes para todos sus servicios y accesos como: usuarios de la empresa, correo electrónico de la empresa, correo personal, servicios de compras en internet, acceso a banco, etc.